Javier Hernández, presidente de la Audiencia Provincial de Tarragona, en el proceso de selección para una plaza en el Supremo

El magistrado Javier Hernández preside el Tribunal donde se juzgó a Ramon Franch con jurado popular.

 

La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial ha aprobado hoy las ternas de candidatos a tres plazas de magistrados del Tribunal Supremo: una en la Sala Segunda, vacante por la jubilación de José Ramón Soriano Soriano; otra en la Sala Tercera, vacante por la jubilación de Pedro José Yagüe Gil; y una más en la Sala Cuarta, vacante por la jubilación de José Luis Gilolmo López. El presidente de la Audiencia Provincial de Tarragona, Javier Hernández, se encuentra entre los candidatos, según una información facilitada por el departamento de comunicación del TSJC.

Para la primera de las plazas, correspondiente al turno de carrera judicial previsto en los artículos 343 y 344 a) de la Ley Orgánica del Poder Judicial, la terna está compuesta por los siguientes candidatos:

– Manuela Fernández Prado, magistrada de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional
Javier Hernández García, presidente de la Audiencia Provincial de Tarragona
– Ángel Luis Hurtado Adrián, magistrado de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional
– Juan José López Ortega, magistrado de la Audiencia Provincial de Madrid
– Vicente Magro Servet, magistrado de la Audiencia Provincial de Madrid
– Susana Polo García, magistrada de la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid

Javier Hernández es un magistrado que ha demostrado a lo largo de su carrera profesional, entre la que se encuentra la docencia, una visión progresista y moderna de la Justicia. En su trayectoria como presidente de la Audiencia Provincial en Tarragona ha juzgado múltiples casos penales de una cierta complejidad, como el que recientemente condenó a Ramón Franch, agente inmobiliario, al que se ha condenado por homicidio sin que se haya encontrado el cadáver de la víctima.