Los testigos afirman que el conductor de Amposta se mostró insensible y ausente tras matar a los dos jóvenes

Imagen tomada en la sala de vistas del juzgado Penal de Tortosa donde se juzga a Manuel Vicente P.C. / Foto: Sonia Cabanes - Aguaita.cat

Manuel Vicente P.C., el conductor que mató a dos jóvenes con su furgoneta, que conducía drogado, se mostraba insensible y ausente momentos después del suceso. Así lo han  declarado los testigos, entre los que se encuentran agentes de los Mossos d’Esquadra, que acudieron a la emergencia aquel 22 de diciembre de 2016 en Amposta. El juicio comenzó ayer en el juzgado Penal de Tortosa ante una gran expectación popular, que ha hecho que entre 150 y 200 personas -la mayoría amigos y familiares de los fallecidos- se concentrasen a las puertas del juzgado para protestar por la levedad de la pena solicitada por el fiscal. Cuatro años de prisión por un delito de seguridad vial (por conducir bajo los efectos de las drogas) en concurso ideal con dos delitos de homicidio por imprudencia grave es la petición del Ministerio Público, que contrasta con la absolución solicitada por la defensa, informa el digital Aguaita.cat

El representante de Manuel Vicente P.C. considera que la cadena de custodia de las pruebas no se ha respetado. Se refiere a la forma en que han sido guardadas las muestras que acreditan que había consumido sustancias estupefacientes, concretamente cocaína. Pero el abogado de la defensa tiene otras “estrategias” para provocar la absolución de su representado: el hecho de que le hubiesen anestesiado en el dentista dos días antes del accidente y la aportación de un informe médico que acreditaría que sufre una enfermedad incompatible con consumir cocaína.

Los policías de tráfico han indicado que en la calzada no se apreció ninguna señal de que se hubiese producido una reacción como una frenada o un volantazo evasivo. Según los testigos, el choque se produjo al salir de un curva, en la que la furgoneta siguió la trayectoria recta impactando con la moto donde viajaban las víctimas.

El día más esperado será mañana, martes 13, en que se producirá su declaración en la vista oral. La concentración de personas en las puertas del juzgado ha provocado momentos de tensión, especialmente a la entrada y salida del acusado acompañado de la Policía.