Un cabo de los Mossos de Tarragona, apartado del servicio por agredir a una detenida

Otros dos agentes han sido expedientados por no actuar a pesar de presenciar presuntamente la agresión que quedó grabada por las cámaras

Un cabo del cuerpo de los Mossos ha sido apartado del servicio, se le ha retirado el arma reglamentaria y la credencial policial consecuencia de una agresión que habría sufrido un detenido en la comisaría de Tarragona. En el lugar donde se producía la agresión había dos agentes, que continúan en servicio pero que han sido objeto de la apertura de un expediente. A ellos se les ha denunciado por un presunto delito de omisión del deber de perseguir delitos. Tanto la Dirección General de la Policía (concretamente la División de Asuntos Internos) como el juzgado de guardia la ciudad investigarán las circunstancias de la agresión ocurrida el pasado domingo.

La Dirección General de la Policía ha abierto diligencias policiales y ha puesto en conocimiento de los Juzgados de Tarragona unos hechos ocurridos la madrugada del domingo 5 de febrero en relación con una agresión que habría sufrido una persona detenida por parte de un mozo en el Área de Custodia y Detención de la comisaría de Tarragona. El mismo domingo por la mañana, después de que los mandos de la Región Policial Camp de Tarragona (RPCT) tuvieran conocimiento de estos hechos, la División de Asuntos Internos abrió una investigación e informó al juzgado que instruirá el caso, según fuentes de la consejería de Interior. Otras fuentes afirman que la persona agredida es una mujer de 45 años, que había sido detenida que podría haberse encontrado en un estado muy alterado por consumo de sustancias estupefacientes y que habría agredido al cabo, que en un acto reflejo la golpeó, quedando grabado en las cámaras de seguridad esta vez en la cara de la detenida.

Port de Tarragona