Los Mossos de Tarragona detectan una bajada del 4,5% en los hechos delictivos, pero el problema de los robos en domicilios continúa

Todos los homicidios que se cometieron en 2016 tuvieron como víctimas a mujeres

Presentació balanç de seguretat i activitat policial 2016 a la Regió Policial Camp de Tarragona

Las estadísticas delictivas del Camp de Tarragona continúan bajando por quinto año consecutivo. En 2016 ha sido del 4,58% según los datos que facilitaron ayer los Mossos. Así, desde 2012 se ha registrado una reducción del 18,3% en el número de delitos (50.153 hechos penales en 2012, 40.980 en el último año). Pero dentro de la lógica satisfacción policías y ciudadanos, hay una espina clavada que será difícil de extraer: la de los robos en domicilios, ya que si el total de robos con fuerza (como se denomina técnicamente al robo a una vivienda) ha bajado un 3,5% los que afecten a viviendas han remontado un 2,45%. Los Mossos, sin embargo, afirman que es una cifra estable y, incluso, por debajo de la media de los últimos años.

Los homicidios, todos de mujeres

En el territorio se cometieron cinco homicidios -en todos los casos las víctimas fueron mujeres, algo que lamentó Albert Batlle, Director General de la Policía, que definió como «fracaso de la sociedad» esta lacra que sufre no sólo Cataluña sino todo el Estado. También destacan de las cifras del año pasado el incremento en tentativas de homicidio, hasta un 136% -26 casos, en comparación a los 11 del 2015-, sobre todo por conflictos con arma blanca, y también de los abusos sexuales -de 69 en 2015 a 94 el pasado 2016, lo que representa un 36% de aumento de denuncias. Del balance policial presentado el lunes también se desmarca del aumento de las estafas -un 12% -. La disminución de hechos delictivos también ha supuesto un menor número de detenciones -un total de 3.565, un 7,57% menos que el año anterior.

Port de Tarragona