La Vía Ferrada de Ulldecona, desde donde cayó un escalador, tenía cables sin fijar a la pared

El hombre, un mataronense de 33 años, se precipitó desde 25 metros de altura y enganchó los mosquetones en un tramo en precario.

foto 1

Agentes de la Unidad de Intervención de Montaña de los Mossos han determinado que el escalador que cayó desde una altura de 25 metros se sujetó a un cable que no estaba fijado a la pared. El hecho ocurrió el 27 de febrero en la Vía Ferrata de Ulldecona debido a las deficiencias de la misma instalación. Un hombre de 33 años, vecino de Mataró, estaba escalando cuando cayó y resultó herido muy grave. El pasado 1 de marzo especialistas de montaña de los mozos de escuadra se personaron hasta el lugar de los hechos para hacer una reconstrucción del accidente. La investigación permitió desvelar algunas deficiencias de seguridad en las instalaciones de esta Vía Ferrata. Concretamente, la Unidad de Intervención de Montaña determinó que el escalador se había sujetado en el tramo final de un pasamano que cedió a causa de su estado precario. El accidente se produjo debido a la combinación de un acabado deficiente con una incorrecta maniobra de anclaje por parte del escalador.

Port de Tarragona