El Síndic de Greuges (Defensor del Pueblo en Cataluña) aconseja que las competencias en Seguridad Privada pasen a manos de la Generalitat

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, (Defensor del Pueblo en Cataluña) aconsejaría que la Generalitat dispusiera de competencias exclusivas en el ámbito de la seguridad privada, «tal y como preveía el Proyecto de estatuto aprobado por el Parlamento de Cataluña el 30 de septiembre de 2005». Así consta en el Informe sobre la Seguridad privada en Cataluña y las buenas prácticas que se ha dado a conocer a finales de la pasada semana. Para Rafael Ribó, el traspaso de la competencia exclusiva del Estado a la Generalidad sería factible jurídicamente si hubiera voluntad política, tal como ocurrió con las competencias de tráfico.

El Síndic ha recomendado a los ayuntamientos que suscriban un código de buenas prácticas en la contratación de seguridad privada. Según el Síndic, la elaboración del código debería concretarse en la creación de una mesa en la que participen la Generalitat, la Federación de Municipios de Cataluña y la Asociación Catalana de Municipios – además de la Diputación y la Ayuntamiento de Barcelona-, y las asociaciones de empresas de seguridad y sindicatos. Ribó también propone que las administraciones y las empresas públicas incorporen la adhesión al Código de buenas prácticas de los servicios de seguridad probada como mérito o requisito para acceder a concursos.

Ribó también aconseja que cargos de la seguridad pública (policías básicamente) se puedan incorporar a las empresas de seguridad privada interpretando que su experiencia y conocimiento mejoraría el sector, dando una nueva visión -positiva- de las puertas giratorias.

Port de Tarragona