Los Mossos aclaran un complejo caso de estafa con billetes tintados y un secuestro inventado

En la operacion se han detenido a cuatro personas, entre ellas una víctima de la estafa, que denunció un falso rapto.

La UCSE de los Mossos (Unidad Central de Secuestros y Extorsiones) ha detenido a cuatro hombres, de edades comprendidas entre los 32 y los 50 años, tres camerunenses y un chadiano, como presuntos autores de los delitos de estafa y pertenencia a grupo criminal. Los hechos se aclararon raíz la recepción de la denuncia de un hombre de nacionalidad paquistaní que comunicaba a la policía el secuestro de un compatriota suyo. El denunciante, un empresario de Granollers, manifestó a los agentes que había recibido varias llamadas, en el que un hombre con acento africano le exigía un rescate de 3.500 euros por la liberación del secuestrado, el cual venía a Barcelona en tren desde Alemania . En una de las últimas llamadas los secuestradores le dejaron hablar con su amigo, el cual le comentó que lo tenían retenido en París y que si no pagaba el rescate, lo matarían. Ante estos hechos -continuaba su relato- ingresó el dinero en una cuenta bancaria de Cataluña, tal como le habían exigido los secuestradores, pero nunca tuvo conocimiento de su liberación, por lo que finalmente decidió denunciarlo a la policía.

La UCSE inició una investigación, en la que se realizaron diversas gestiones internacionales mediante Europol con las policías alemana y francesa, para localizar la víctima e identificar y detener a los presuntos secuestradores. Quince días después de esta denuncia, el pasado 17 de marzo, los investigadores detuvieron a un hombre en L’Hospitalet de Llobregat cuando intentaba retirar dinero de la cuenta bancaria donde se había ingresado el pago del rescate y que había sido abierto utilizando una identidad falsa. Las pesquisas policiales permitieron identificar dos miembros más de la banda, los cuales esta vez habían iniciado los trámites para estafar a un empresario del sector restauración de Badalona mediante el método de los billetes tintados.

Ante estos hechos, los agentes alertaron el restaurador de las intenciones del grupo y establecieron un dispositivo para detener a los estafadores. De este modo, el día 3 de abril arrestaron dos hombres en un restaurante de la víctima en Badalona mientras intentaban realizar la estafa. Fruto de la investigación, los agentes también pudieron determinar que el empresario de Granollers que había denunciado el secuestro también había sido víctima de una estafa por parte de grupo.

Port de Tarragona