Mossos y Policía Municipal frustran un atraco con rehenes en un banco de Girona

Los detenidos, Vecinos DE SALT, han ENTRADO CON UNA ESCOPETA Y UN FUSIL. AMBOS tenían ANTECEDENTES Por OTROS ATRACOS.

El tranquilo barrio de la Devesa de Girona se ha convertido durante un cuarto de hora en un escenario propio de una película de acción. Dos vecinos de Salt, con antecedentes policiales, han sido detenidos dentro de una oficina bancaria de Caixabanc de la calle de San Pablo donde habían entrado armados minutos antes con la intención de llevarse el dinero de la caja. Dentro de la entidad había en ese momento, alrededor de las dos, una decena de personas, entre empleados y clientes, que han sido tomados como rehenes. Los delincuentes han llegado con una moto y, sin quitarse el casco, han entrado en la sucursal con la intención de llevarse el dinero de la caja. Pero una persona en la calle era testigo de lo que pasaba dentro del banco y ha alertado al 112. En pocos minutos el barrio ha estado llena de patrullas, tanto de Mossos como de Policía Municipal, que han cercado la oficina. Viendo que no podrían salir adelante, han decidido desistir, momento en que han dejado que la directora saliera a la calle para avisar a la policía que podría entrar a detenerlos. En ese momento se ha visto una acumulación de agentes que entraban en el banco con las armas en las manos y, segundos después, salían los dos atracadores, que eran introducidos en una patrulla. Se les ha requisado una escopeta cargada y un fusil muy antiguo habilidad para disparar.

Los Mossos conocían los delincuentes por otros robos con intimidación y armas que habían cometido anteriormente, y también investigarán si son los autores de otros que aún están por resolver. Final feliz, pues, por un hecho que podía haber supuesto alguna desgracia, pero que se ha saldado sin ninguna consecuencia, ni personal ni económica.

Port de Tarragona