Alemania reabre el caso ‘Love Parade’ en el que murieron dos jóvenes de Tarragona y Cambrils

La Audiencia de Düsseldorf ha ordenado reabrir el proceso penal que se seguía contra diez responsables de la muerte de 21 jóvenes, dos de ellos de la provincia de Tarragona en un concierto de música electrónica en Duisburg, Alemania. El Love Parade, nombre del concierto que debía celebrarse en Duisburg en 2010, acabó en tragedia. Desde entonces, las familias de las víctimas luchan para que se depuren responsabilidades, aunque la justicia alemana archivó el caso por falta de pruebas. La aportación de 360.000 firmas ha conseguido que se reabra el caso, en el que se acusa por homicidio y lesiones. Los jóvenes murieron por asfixia ante el alud humano que generaron cientos de miles de personas que quedaron recluidos en un espacio cuya capacidad era mucho menor, lo que no les permitió salir de lo que algunos calificaron de túnel mortal.

Port de Tarragona