Mossos y Guardia Urbana de Reus detienen a dos personas por falsificar recetas y traficar con medicamentos

Los arrestados recorrían las farmacias para comprar los medicamentos y llegaron a disponer de más de 15 veces la dosis del tratamiento normal.

Foto1

Una operación conjunta entre la Guardia Urbana de Reus y  Mossos ha permitido detener a un hombre de 42 años y una mujer de 36 años, de nacionalidad española y vecinos de Reus, acusados ​​de conseguir, mediante recetas médicas falsificadas, cerca de 5.000 comprimidos destinados al tráfico de drogas. Se considera que son presuntos autores de delitos contra la salud pública y falsificación de documento público. La investigación se inició a finales de febrero cuando los Servicios Territoriales del Departamento de Salud en Tarragona se pusieron en contacto con los mozos para denunciar un posible caso de abuso de benzodiacepinas, una sustancia utilizada médicamente como ansiolítico para el tratamiento de crisis de angustia y el insomnio. Además, se trata de un fármaco que se utiliza habitualmente en tratamientos de corta duración que no sobrepasen el máximo de cuatro semanas.

A raíz de esta información, los agentes iniciaron una investigación para comprobar estos datos. Así, a través de la Subdirección General de Evaluación e Inspección Sanitarias y Farmacéuticas pudieron comprobar que durante el período investigado, la detenida recibió 2.500 comprimidos mientras que el hombre logró 1.800. Teniendo en cuenta la posología estipulada por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, los detenidos habrían hecho con un exceso de más de 2.800 comprimidos, según un tratamiento normal. Los investigadores contrastaron a través de diversas vigilancias realizadas conjuntamente con agentes de la Guardia Urbana de Reus que, durante meses, los dos detenidos se dedicaban a recorrer todas las farmacias de Reus para conseguir medicamentos del grupo de las benzodiazepinas. Para poderlas obtener, los detenidos utilizaban recetas médicas falsificadas a partir de recetas originales. Una de las pruebas que los investigadores obtuvieron para determinar que los detenidos destinaban los fármacos al tráfico de sustancias es que tanto el hombre como la mujer detenida llegaron a almacenar en determinados momentos hasta 15 veces la dosis permitida en un tratamiento normal. Los detenidos pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción 2 en funciones de guardia de Reus el pasado 19 de abril y quedaron en libertad con cargos.

Port de Tarragona