Un individuo pega un puñetazo a una chica con síndrome de Down en el Metro de Barcelona

El hombre golpeó en la nariz a la joven, le rompió las gafas y le clavó el codo en la espalda. La víctima se encontró sola en el andén y nadie pudo ayudarla.

La noticia de una agresión a una empleada del Metro de Barcelona causó indignación el pasado sábado. Pero lo ocurrido ayer en otra parada de la ciudad ha encendido a todo el que ha conocido el caso, especialmente a los familiares de una joven de 23 años con síndrome de Down, que fue golpeada sin explicación alguna en el Metro. Según una exclusiva publicada en El Periódico, la joven regresaba a su domicilio tras salir de las clases del programa de inserción laboral de la Fundación Aura. Caminó por los pasillos de la Línea 3, en la estación de Sants y tomó las escaleras para salir por la calle Numancia. Un individuo, sin mediar palabra, la adelantó y le dio un puñetazo en la nariz después de clavarle el codo en la espalda. A causa del golpe, no tan sólo se rompieron sus gafas, sino que sufrió lesiones en la cara. El agresor huyó a toda velocidad mientras la joven pedía ayuda. No obstante, el andén quedó vacío y no pudo obtener asistencia de nadie, por lo que decidió llamar a su familia, que la fue a buscar. El hecho ha sido denunciado ante los Mossos d’Esquadra que investigan la identidad del agresor y las circunstancias que rodearon a tan brutal, gratuita e indignante actuación delictiva.

 

 

 

Port de Tarragona