Dos condenados y tres absueltos por enfrentarse a los Mossos durante un desahucio

La sentencia les acusa de Atentado a Agente de la Autoridad y Lesiones. Uno de los procesados vació un extintor en la cara de un agente de la BRIMO

El Juzgado de lo Penal número 18 de Barcelona ha condenado a dos hombres: Javier Cera y Ángel García, por los delitos de Atentado a Agente de la Autoridad y lesiones, cometido durante un desahucio en Barcelona. La sentencia, dada a conocer ayer por el departamento de Prensa del TSJC, absuelve a otros dos hombres y una mujer que también estaban acusados de participar en el enfrentamiento. Los hechos, según la sentencia, se produjeron el 21 de julio de 2011 en una vivienda de la calle Andrade, número 22 de Barcelona, de donde estaba previsto llevar a cabo un deshaucio por parte de los inquilinos, que se encontraban en régimen de alquiler. Según la sentencia, vecinos del lugar se fueron concentrando en el portal, donde vivían los dos absueltos, impidiendo que los Mossos de Esquadra que acompañaban a la delegación judicial llevase a cabo el lanzamiento. Los policías les conminaron en diversas ocasione a que abandonasen el lugar, pero sólo se obtenía negativa por parte de los concentrados. Así, se consideró necesaria la participacion de la Brigada Móvil (antidisturbios), pero también se encontraron con que los vecinos entrelazaban los brazos e impedían la actuación. Uno de los agentes de la BRIMO fue rociado con un extintor en la cara cuando se encontraba en el portal y un compañero del policía sufrió un pisotón y una lesión en un dedo de la mano. Los policías tuvieron que trepar en escaleras hacia un balcón, donde -según los hechos citados en el escrito legal- Ángel García le tiró al suelo produciéndole lesiones, entre ellas una patada en los genitales. Otros tres agentes de la BRIMO alegaron lesiones, sin que haya quedado acreditado que fuesen los condenados los causantes de éstas. Javier Cera y Ángel García deberán cumplir penas de tres meses de prisión y 15 días de multa a 6 euros diarios. El primero de ellos deberá pagar 450 euros.

Port de Tarragona