Ingresan en prisión a tres hombres acusados ​​de cometer 11 robos con fuerza en el Baix Camp y otras cuatro comarcas

Utilizaban un vehículo que habían robado en uno de los domicilios, lo que fue clave para identificar a los autores.

Los Mossos han ingresado en prisión, por orden de un juez de Terrassa, a tres hombres de nacionalidad chilena, de 30, 27 y 25 años, los tres vecinos de Badalona, ​​como presuntos autores de once delitos de robo con fuerza a domicilios, uno de robo o hurto de uso de vehículo y por pertenencia a grupo criminal. Los robos se cometieron en las comarcas del Baix Camp, Baix Llobregat, Osona, Vallès Oriental y Vallès Occidental, informaron fuentes de la policía catalana.

La investigación se inició el mes de abril del 2017 a raíz de un robo con fuerza sucedido el Vallès. Además de dinero, joyas y aparatos electrónicos, los autores tomaron las llaves de un vehículo y lo robaron. Más adelante, los investigadores descubrirían que los ladrones habían utilizado ese coche para cometer otros robos en domicilios. Las gestiones de investigación realizadas por los agentes, junto con la ayuda de testigos, proporcionaron resultados significativos en poco tiempo. A partir de las cámaras de vigilancia que habían captado el paso de los sospechosos cuando se disponían a cometer los robos, se pudieron identificar y relacionar las personas implicadas en los hechos.

Hay que remarcar que la investigación fue particularmente complicada, ya que los investigados tenían una larga trayectoria criminal y ya habían sido detenidos anteriormente. En consecuencia, conocían los métodos utilizados por la policía y reforzaban sus medidas de precaución, tanto en el momento de cometer el robo como cuando huían. Se trata de un grupo con gran movilidad que operaba por todo el territorio catalán. El día 22 de mayo los agentes del Área de Investigación Criminal de la Región Policial Metropolitana Norte llevaron a cabo dos entradas y registros en Badalona, ​​detuvieron a los tres investigados y recuperaron el vehículo sustraído en el primer robo. En su interior había una gran cantidad de objetos sustraídos que los denunciantes pudieron reconocer posteriormente. Los arrestados pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de Terrassa que decretó el ingreso en prisión.

Port de Tarragona