Condena de cuatro años de prisión para el conductor de una furgoneta de Bomberos que atropelló a una mujer

El conductor, que no era funcionario, no se detuvo a pesar de llevar "enganchado" el cuerpo de la víctima en el frontal del vehículo.

La Audiencia Provincial de Barcelona ha condenado a cuatro años de prisión a R.V.V., conductor de una furgoneta de los Bomberos de la Generalitat, que atropelló a una mujer en el Paseo de San Juan de Barcelona en 2014. La sentencia ha sido una conformidad entre las partes, ya que el acusado ha aceptado la pena y los hechos. El Ministerio Fiscal calificó lo sucedido como homicidio por imprudencia grave, calificación que ha sido aceptada por R.V.V. Aparte de la pena de prisión, también será privado del carné de conducir durante seis años y deberá indemnizar al hijo de la víctima con 213.000 euros; a la madre, con 20.000 euros y los cinco hermanos con 10.000 euros cada uno de ellos, según consta en el escrito legal, facilitado ayer a los medios por el TSJC.

Los hechos se produjeron a las 11.40 horas del 22 de diciembre de 2014 cuando el condenado circulaba por el Paseo de San Juan de Barcelona y, por motivos que no se especifican, aceleró, sobrepasando la velocidad permitida y colisionó con una motocicleta donde viajaba una mujer de 43 años. La víctima quedó enganchada a la parte frontal del vehículo, pero el conductor continuó su marcha sin detenerse. Posteriormente cambió de carril y la mujer atropellada, cayó a la calzada. El procesado continuó circulando -pasando por encima de la víctima- y no se detuvo hasta que chocó con un taxi, parado a un semáforo con el cruce con la calle Diputación. La mujer atropellada murió mientras era trasladada al Hospital de Sant Pau. Además de las compañías aseguradoras, la Generalitat también está condenada como responsable civil subsidiaria. El vehículo que conducía no hacía un recorrido de emergencia que justificara su velocidad y, además,  era una furgoneta de logística, no de extinción de incendios.

Port de Tarragona