Un menor de 14 años, en la UCI después de que la depuradora de una piscina le absorbiese en Valencia

La depuradora "arrancó" parte de sus intestinos y fue necesaria una operación de cuatro horas para salvar su vida, aunque su estado es grave. 

El juego de varios alumnos de las clases de natación de la piscina de la pedanía valenciana de Carpesa acabó mal. Uno de los adolescentes sufrió un grave desgarro intestinal al ser succionado por la depuradora de la piscina y se encuentra ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital La Fe de Valencia tras ser operado de urgencia, según publica el rotativo Levante. Según las mismas fuentes, al acabar las clases, varios adolescentes siguieron jugando en el agua y quitaron las rejillas protectoras del fondo de la piscina por la que aspira la depuradora. Uno de los chicos se sentó sobre uno de los huecos, mientras su amigo tapaba el otro. Al concentrar toda la presión en una única entrada de agua, sobre la que se sentó el menor, ésta multiplicó su presión de forma que el adolescente quedó literalmente «pegado» al fondo. Una de las monitoras se dio cuenta de lo que sucedía y gritó que parasen la depuradora, pero el daño ya estaba hecho. Se le fue dando aire a sus pulmones, bajo el agua, aunque cuando fue trasladado al hospital tenía síntomas de ahogamiento. La depuradora «arrancó» parte de sus intestinos y fue necesaria una operación de cuatro horas para salvar su vida, aunque su estado es grave.

 

 

Port de Tarragona