La Cárcel Modelo de Barcelona ya es un edificio vacío

La Cárcel Modelo se ha convertido en un edificio vacío cuando faltaba media hora para las doce del mediodía de hoy después de que saliese por la puerta el autocar de  Mossos d’Esquadra que traslada a los últimos diez reclusos a otras prisiones. Se pone punto y final a un cierre polémico y muy criticado por los sindicatos, ya que implica que un millar de funcionarios hayan sido trasladados de destino. Poco después de las siete y media de la mañana se ha llevado a cabo el último recuento matinal, aunque dentro tan sólo quedaban 24 reclusos que, junto a algunos periodistas, -como Jordi Basté- han pasado la última noche en la instalación. Ha sido una noche-día de emociones, aplausos y recuerdos, muchos de personajes como Puig Antic o el propio presidente de la Generalitat, Lluís Companys; pero también ha habido recuerdos a personajes como el Vaquilla o míticos como Xirinacs, que mantuvo una protesta delante de la prisión. La abogacía de Barcelona conservará siempre en su memoria miles de historias y anécdotas vividas en aquel lugar. En 1978, Juan Diego Puerta, un recluso, urdió un plan para que pudiesen huir 600 reclusos por un túnel por el que finalmente lo consiguieron 45.

 

Port de Tarragona