El Colegio de la Abogacía de Barcelona premia a Josep Rull por su defensa de los derechos de los animales

El consejero de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, recibió ayer el Premio de la Comisión de Protección de los Derechos de los Animales del Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB), de manos del decano del Colegio, Oriol Rusca, en reconocimiento a su labor en la defensa de estos derechos. El Colegio acredita de esta manera la trayectoria de Rull en favor de los animales en toda su carrera.

El consejero ha querido agradecer el galardón diciendo que «es un premio compartido con la sociedad catalana que ama y defiende los animales». Rull ha referido al reto más inmediato del Departamento en este ámbito: «Mi compromiso esta legislatura es aprobar el reglamento que desarrolle la ley de protección de los animales». El ejemplo lo ha puesto en la propiedad responsable de los animales de compañía y en la importancia de ponerles el chip. Por eso la Generalitat volverá a difundir este verano la campaña «Ponle el chip», que ayudará a mejorar el censo y el control.

Rull ha puesto en valor el trabajo del Departamento de Territorio y Sostenibilidad, en concreto, y de todo el Gobierno, en la consolidación del Registro General de Animales de Compañía y de la aplicación informática que la apoya (ANICOM), la creación del Observatorio de evaluación de animales en circos, o la tramitación del reglamento de la Ley de Protección de los animales. También ha destacado los cambios normativos que se han hecho, por ejemplo, para habilitar los municipios de más de 10.000 habitantes en la tramitación de sanciones graves, como el abandono o la no inscripción en el Registro de Núcleos Zoológicos.

El consejero ha posicionado siempre contra las corridas de toros y se ha comprometido a explorar todos los mecanismos para hacer imposible que nunca más hubiera vuelva a haber en nuestro país. Defendió desde el principio la abolición de esta costumbre, negando que el debate fuera identitario, y afirmando que debía basarse en si las tradiciones cambian o no, recordando que en el Reino Unido se había prohibido la caza del zorro y que varios intelectuales españoles habían mostrado su oposición al toreo. Lo hizo durante su defensa parlamentaria del veto a los toros en Cataluña, en 2010, cuando el Parlamento la modificación de la Ley de protección de los animales y prohibió las carreras y espectáculos con toros que incluyan la muerte del animal y la aplicación de las suertes de la pica, las banderillas y del stock. Esta prohibición fue el resultado de una iniciativa legislativa popular (ILP) presentada por la plataforma Prou ​​con el apoyo de 180.000 firmas.

Esa misma tarde, el consejero se ha comprometido a recuperar este año la línea de ayudas a las administraciones locales ya las entidades protectoras para las tareas de identificación y esterilización de animales recogidos, después de haberla tenido que suspender por la situación presupuestaria de la Generalitat.

La entrega se ha producido en el marco de la celebración del 15 aniversario de la Comisión de Protección de los Derechos de los Animales, centrada en una jornada formativa dividida en tres mesas redondas sobre los avances alcanzados en el ámbito de la administración, el ámbito legislativo, y los avances legislativos en los ámbitos autonómico, estatal y europeo.

El ICAB fue pionero en la creación de la Comisión de Protección de los Derechos de los Animales, en 2002. Esta comisión nació con el objetivo de concienciar a la sociedad contra el maltrato animal, formar a los abogados interesados ​​en la causa y actuar ante cualquier situación denunciable. Actualmente, ya son más de 20 los colegios de abogados en España que cuentan con una comisión de este tipo.

Port de Tarragona