La Metropolitan Police de Londres prevé que pueden haber muerto otras sesenta personas en la Torre Grenfell

Las altas temperaturas pueden haber eliminado el ADN en piezas dentales que facilitarían la identificación de los cuerpos carbonizados.

La Metropolitan Police de Londres tiene la sospecha que en la Torre Grenfell pueden haber 58 fallecidos a consecuencia del incendio, siguiendo los indicios que aportan las familias de los desaparecidos, según una nota de prensa emitida la tarde de ayer. Las tareas de identificación son lentas y puede ser que aún pasen semanas o meses hasta conocer la identidad de los que han perdido la vida, y que, posiblemente, algunos jamás sean identificados debido a que su cuerpo está completamente carbonizado. Por ejemplo, el ADN de las piezas dentales desaparecen a altas temperaturas. De confirmarse estas muertes, el número de víctimas ascendería a un número cercano a la centena.

Stuart Cundy, comandante jefe de la Policía, afirma que con frecuencia los equipos de rescate deben abandonar sus labores por el peligro que entraña la falta de estabilidad del edificio. Lamenta no poder dar una respuesta clara a las familias de los desaparecidos y admite que las identificaciones y rescate de cadáveres es lenta, pero nada se puede hacer, puesto que podría entrañar peligro para las brigadas que acceden al lugar.

Durante estos días las manifestaciones de protesta por la falta de mantenimiento y cuidados del edificio continúan en la ciudad. Las autoridades han comenzado a revisar otros edificios similares para evitar que vuelva a suceder una tragedia.

 

 

Port de Tarragona