Emergencia Nacional en Portugal por un incendio que ha causado la muerte de 43 personas

Protección Civil de Portugal ha declarado el Plan de Emergencia Distrital, equivalente a un plan nacional, que moviliza todas las fuerzas del país para centrarlas en el incendio de Pedrograo el Grande, que se ha cobrado ya 43 vidas. El incendio se ha originado a las 14:00 horas de ayer, sábado, por motivos que se desconocen. Tiene cuatro frentes muy violentos que han arrasado camiones de bomberos (hay cuatro bomberos heridos graves) y varias casas. El incendio tiene rodeadas varias poblaciones, cuyos habitantes están en estado de pánico ya que, además, se ha cortado el fluido eléctrico por seguridad.

Dieciocho de los cuarenta y tres fallecidos eran conductores que se han visto sorprendidos por el fuego cuando circulaban por una autovía de la zona y que cruzaron por el fuego sin darse cuenta, ya que aparentemente no existía peligro en un primer momento. Las llamas aparecieron con mucha virulencia y sin dar tiempo a salir del lugar. Un helicóptero del INEM traslada a los heridos a la unidad de quemados de un hospital cercano. Se han contabilizado provisionalmente 59 heridos graves, algunos de cuales son bomberos. En el lugar trabajan más de 500 bomberos por el momento, aunque se espera que esta cifra aumente con la llegada de refuerzos desde otros lugares de la república. El primer ministro de la república, Antonio Costa, que afirmó que es el incendio que ha matado a más civiles, ya que en 1966 25 soldados murieron en un incendio, pero no civiles.

Los fallecidos son trasportados a un tanatorio cercano, a la espera de su identificación. Se desconoce por el momento cuándo acabará ese infierno, ya que la virulencia del fuego hace que el medio centenar de bomberos se vean imposibilitados para controlarlo en un corto espacio de tiempo. El alcalde de Pedrograo mostró su indignación por la falta de medios para evitar que las llamas llegasen a la población. Las principales autoridades del gobierno portugués, encabezados por el presidente y ministro del interior, coordinan las labores junto a los mandos de Bombeiros de Portugal, que están recibiendo a los refuerzos llegados de Lisboa.

Port de Tarragona