España y Francia envían medios al infierno de Pedrógão Grande, que ya ha matado a 43 personas

España ha enviado dos aviones al incendio de Pedrógão Grande, en Portugal, que ya se ha cobrado la vida de 43 personas en la mayor tragedia de este tipo vivida en el país. Francia también ha mostrado su solidaridad con el envío de medios aéreos, que en este momento (10:45 h.) se encuentran volando hacia el lugar del incendio.  Cabe recordar que hasta el momento, el mayor número de fallecidos en un incendio ocurrió en 1966, cuando murieron 25 soldados. El secretario de Estado de Administración Interna del gobierno, Joao Gomes, elevó el número de fallecidos a las diez de esta mañana de 25 a 43. La carretera que comunica Castanheira de Pera, en el distrito de Leira, y Figueiró dos Vinhos fue el lugar donde perecieron más personas: 18 viajaban en coches. En ese lugar, afirmó Gomes, hay «familias enteras» atrapadas por las llamas.

Cuatro bomberos se encuentran en estado grave. A la zona de Leire se desplazaron las autoridades principales de la República, entre ellos el primer ministro. Los testigos que han podido acceder a la carretera mortal, han descrito el lugar como un escenario dantesco -dijo Gomes-

Muchos supervivientes son atendidos por equipos de psicólogos que han descrito su situación como de «estado de shock», no tan sólo por haber perdido sus casas en algunos casos, sino también a seres queridos. Gomes afirmó que no hay explicación para un suceso de estas características que se propagó de una forma inusual por «vientos descontrolados» que convirtieron en un infierno lo que tendría que haber sido un fuego similar a los otros quince que en ese momento se producían en otros lugares de Portugal. El representante gubernamental admitió que se trataba de un fuego «imposible de controlar».

Port de Tarragona