153 pasajeros se quedan en tierra después del choque de su avión con un coche en el aeropuerto de Alicante

Un avión de Vueling ha chocado con uno de los vehículos que realizan servicios en la zona de maniobras del aeropuerto, lo que ha obligado a desalojar la nave por precaución. El vuelo tenía como destino Roma Fiumicino y, pese a no haber resultado dañado, el protocolo obliga a que se lleve a cabo una revisión. La compañía ha procedido a desalojar a los 153 pasajeros que ya estaban ubicados en sus asientos, puesto que la aeronave se dirigía hacia la pista de despegue.

Vueling ha puesto a disposición de los pasajeros otro avión, aunque han tenido que esperar seis horas. En el suceso no se han registrado heridos. El choque se ha producido con uno de los motores contra el coche, que se encontraba parado en la zona de paso del avión. La línea aérea intentaba buscar solución a los pasajeros que debían hacer trasbordo en Roma hacia su lugar de destino final.

 

Port de Tarragona