Detenido el autor de nueve incendios en el distrito de Ciutat Vella de Barcelona que había causado la alarma entre los vecinos

Usaba acelerantes del fuego como pastillas para barbacoas y alcohol y habitualmente llevaba a cabo los incendios de madrugada.

Los Mossos de Ciutat Vella, en Barcelona, han ingresado en prisión por orden judicial a un hombre de 31 años, de nacionalidad española y vecino de Barcelona, ​​como presunto autor de siete delitos graves de daños con agravante de incendio, un delito de incendio con riesgo para las personas y un delito grave de daños con agravante de estragos. El detenido es el presunto autor de nueve incendios en los barrios de la Ribera, Santa Caterina y el Born de Barcelona. El detenido ya tenía varios antecedentes policiales del año 2011 para delitos de la misma naturaleza.

La investigación se inició tras una serie de incendios intencionados que comenzaron el 12 de mayo hasta que los agentes detuvieron in fraganti el pirómano el 13 de junio. Las primeras indagaciones, a partir de las denuncias recibidas y de la información que generaban los cuerpos policiales o los servicios de bomberos que se dirigían, revelaban que el causante de los incendios actuaba preferentemente de madrugada y la metodología utilizada era siempre la misma: hacía servir acelerantes del fuego como pastillas para barbacoas y alcohol además de utilizar un spray de color negro con el que pintaba la fachada del edificio o los interfonos.

Había otros elementos que apuntaban a la misma persona sobre la autoría de los hechos como que los incendios se sucedían en el tiempo con pocos días de diferencia y que se concentraban básicamente en los barrios de la Ribera, santa Catalina y el Born de Ciudad Vella. En este sentido también hay que destacar que el detenido repetía algunas calles al mismo tiempo de llevar a cabo los incendios.

La sucesión de los incendios, en los que se puso en riesgo la integridad de las personas de los edificios afectados, generó alarma social entre los vecinos de la zona. En este sentido fue clave la colaboración ciudadana ya que posibilitó que los agentes identificaran el autor de los incendios. Fue a partir de este momento que los investigadores establecieron un dispositivo de vigilancia en los barrios afectados que culminó con la detención del pirómano in fraganti en el momento que había hecho estallar un artefacto explosivo que había pegado con cinta aislante en la puerta de acceso del edificio en un inmueble que ya había sufrido dos ataques en semanas anteriores.

Port de Tarragona