El robo de nitroglicerina de una furgoneta en Barcelona no constituye un peligro, según los Mossos

Los Mossos d’Esquadra han analizado el material industrial que contiene nitroglicerina que se encuentra en el interior de una furgoneta robada de un parking de la calle Rosselló de Barcelona y han afirmado que carece de peligro como explosivo. Los Tedax de la policía catalana consideran que tan sólo puede dañar a la persona que lo manipule incorrectamente, ha informado el cuerpo policial. La furgoneta, de la marca Toyota, pertenece a la multinacional norteamericana Fake Solutions, en la sede barcelonesa Fake Ibérica, destinada a la seguridad industrial.

El robo de cartuchos de gas de nitroglicerina se produjo sin violencia ni fuerza, ya que los ladrones consiguieron hacerse con las llaves del vehículo aparcado en el número 34 de la calle Rosselló, donde se encuentra la sede de la empresa industrial. Debido, precisamente, a ese poco valor como explosivo para un ataque, los investigadores pueden pensar que realmente a los ladrones les interesaba más el vehículo que su contenido.

Port de Tarragona