Todos se preguntan qué falló para que cayera el acróbata del Mad Cool mientras llueven críticas por no suspender el concierto

El artista fallecido era un experto bailarín acróbata, Pedro Aunión, que dirigía la empresa encargada de la performance que le costó la vida.

La situación era complicada. 45.000 personas esperaban el inicio del concierto de Green Day cuando en el cielo un cubículo de metacrilato se iluminaba con un acróbata en su interior. De repente, se oyeron gritos y el hombre cayó desde una altura cercana a los 30 metros. Los que ocupaban un lugar próximo a donde cayó quedaron horrorizados e incluso hubo algunos desmayos. Después, las maniobras de reanimación durante 20 minutos. El hombre herido se traslada a un hospital y después… nada se sabía. La organización no comunicó ningún incidente por megafonía mientras los miles de asistentes que habían presenciado la caída/muerte del acróbata se preguntaban por su estado, pero con la intuición que da el saber que alguien que cae desde 30 metros al suelo tiene pocas posibilidades de sobrevivir.

La organización barajó las diferentes posibilidades después del incidente, lo consensuaba con la seguridad y la Policía. ¿Hubiese sido más ético suspender que continuar? Probablemente sí. ¿Hubiese sido lo más recomendable teniendo en cuenta la seguridad de 45.000 personas? Probablemente no. Hubo para todos los gustos entre los espectadores e incluso algunos ni se enteraron de lo sucedido, aunque era difícil porque el espectáculo se reproducía en dos grandes pantallas en el escenario.

Nadie sabe que pudo fallar, ya que el hombre debía estar asido a un arnés de seguridad, que nadie vio. Los espectadores, la mayoría jóvenes y adolescentes, se preguntaban si aquello era parte de la performance. La llegada de los servicios sanitarios dio a entender que aquello no era un montaje.

A partir de ahí se sucedieron las críticas, especialmente porque Green Day actuó tal como estaba previsto. Twitter ardía en protestas por lo inhumano de celebrar un evento lúdico-musical después de una tragedia en la Caja Mágica de Madrid. Algunos llegaron incluso a presentar una reclamación oficial por escrito mientras otros decidían marcharse directamente sin ver la actuación para la que habían ido a Usera. La víctima era Pedro Aunión Monroy, de 42 años, y  dirigía la compañía de artes escénicas In Fact, encargada de la performance. Aunión era un profesional veterano en esto de la danza aérea y había su preparación artística era de primer nivel, ya que estudió danza española, arte dramático y danza contemporánea. La organización del evento ha lamentado el fallecimiento y está previsto que el sábado se haga una ceremonia de homenaje y recuerdo. Tenía su propia compañía Ciadehecho, desde hacía 14 años.

Los músicos de Green Day ni se enteraron… hasta que acabó el concierto. Los que iban después en el programa, Slowdive, sí que se negaron a tocar después de conocer lo sucedido.

(Videos) Muere un acróbata tras caer desde 30 metros en el Mad Cool de Madrid antes de la actuación de Green Day

 

Port de Tarragona