La Guardia Civil detiene en Madrid a las dos españolas de Daesh entregadas por Turquía

Una de ellas recibió como dote de su matrimonio un cinturón de explosivos de su marido "el decapitador de Castillejos".

Las dos mujeres españolas integradas en Daesh, F.A.L. y A.A.L., casadas con combatientes terroristas extranjeros marroquíes, han sido detenidas por la Guardia Civil a su llegada al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, procedentes de Estambul, (Turquía). La investigación, dirigida por el Juzgado de Instrucción nº 1 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional, ha permitido detener a estas dos mujeres, acusadas de pertenencia a organización terrorista, que serán puestas a disposición del citado juzgado.

Las detenidas, sobre las que pesaba una Orden Internacional de Detención promovida por la Guardia Civil, han permanecido en territorio de Daesh durante más de dos años, casadas con yihadistas marroquíes que han participado en asesinatos en masa, según informa en una nota de prensa el Ministerio del Interior. «En un contexto de brutalidad extrema, viviendo de manera voluntaria bajo las condiciones del grupo terrorista Daesh, el nivel de adoctrinamiento en el extremismo religioso hace de estas personas una amenaza potencial para la Seguridad Nacional», considera Interior.  Además, su vinculación con miembros muy activos de la organización las convierte en elementos clave para ser utilizadas como “facilitadoras” para la organización terrorista en España.

En marzo de 2014, A.A.L. abandonó España para llegar a Siria, donde contrajo matrimonio con el combatiente marroquí Mohamed Hamdouch conocido también como Kokito de Castillejos, “el decapitador de Castillejos”. Durante la ceremonia, el terrorista regaló a su mujer como dote un cinturón de explosivos. El matrimonio tuvo un hijo. En abril de 2014, F.A.L. y su hijo de corta edad se trasladaron a Siria para encontrarse con su esposo, el yihadista Mourad Kadi. A finales de 2015 se tiene constancia del posible fallecimiento de los dos yihadistas marroquíes. Tras estos hechos, A.A.L. contrajo matrimonio con otro yihadista marroquí y fruto de esa relación la joven quedó nuevamente embarazada.

La investigación que ha culminado con la detención de las dos activistas de Daesh se ha prolongado durante más de dos años, tiempo en el que ha tenido un papel fundamental la permanente cooperación bilateral con las autoridades y Fuerzas de Seguridad de Turquía. Este excelente nivel de cooperación ha hecho posible la llegada a España de las dos detenidas, que pasarán a disposición del Juzgado Central de Instrucción nº1 de la Audiencia Nacional. Además de las dos arrestadas, han llegado a España los hijos menores de ambas, que serán entregados a sus familiares. El desarrollo de la operación ha sido fundamental el intercambio de información con los servicios americanos, turcos y marroquíes.

 

Port de Tarragona