Emotiva despedida del sargento Antonio López en Gavà ante la admiración de un millar de personas

El oficial de la Policía Local de Gavà murió tras sufrir heridas muy graves a consecuencia de un tiroteo.

Más de un millar de personas, entre ellos representantes de diferentes cuerpos de seguridad, han querido despedir al sargento de la Policía Local de Gavà, Antonio López, que falleció días después de quedar herido gravemente a consecuencia de los disparos de un individuo. El acto se ha celebrado en el Ayuntamiento con honores de «héroe» y con escenas muy emotivas protagonizadas por compañeros del cuerpo policial que han alabado su actuación, remarcando que fue básica para evitar la muerte de otras personas aquel fatídico día.

López, de 50 años, ingresó en el Hospital Universitario de Bellvitge con un disparo en la mandíbula y se esperaba una buena evolución después de que los médicos detuvieran una hemorragia, pero un infarto cerebral impidió su recuperación. Su compañero, que también resultó herido, ya se encuentra en casa.

En las palabras de compañeros, amigos y familiares había emoción y admiración por su valentía ese día, pero también por su bondad, profesionalidad y compañerismo. Se ha dicho que amaba su profesión y que incluso después de morir ha hecho el bien, ya que ha donado todos sus órganos. El fallecido hacía 23 años que entró a la Policía Local de Gavà y era sargento desde 2009.

 

Port de Tarragona