Un maquinista resulta herido en la estación de Girona de una pedrada contra el tren que conducía

El maquinista de un tren tuvo que ser trasladado a una clínica de Girona después de haber recibido una pedrada cuando entraba con el convoy en la estación de Girona. La piedra, de grandes dimensiones, rompió el cristal frontal y causó daños a la máquina, que arrastraba seis vagones con destino a Portbou. Aunque sus lesiones no ponía en peligro su vida, sí que fue necesario cambiar de tren a los pasajeros, a los que se trasladó a Portbou. La policía catalana ha abierto una investigación para aclarar los hechos y buscar a los autores del hecho, que ocurrió a las nueve de la noche pasada, cuando el convoy se disponía a entrar en la estación de Girona.

Port de Tarragona