Nueve detenidos en Sant Jaume dels Domenys, Sant Cugat y Barcelona por estafar un millón de euros utilizando DNI robados

La Investigación, realizada conjuntamente con la Policía Nacional, ha determinado que realizaron más de 80 reintegros en diferentes oficinas de todo el Estado español.

Los Mossos conjuntamente con Policía Nacional, han detenido a nueve personas como presuntas autoras de los delitos de estafa continuada, usurpación de estado civil y pertenencia a grupo criminal algunos de los cuales fueron arrestados en Sant Jaume dels Domenys, en Tarragona. Los detenidos de edades entre los 19 y los 56 años y de nacionalidad española realizaron durante los últimos seis meses más de 80 reintegros que les permitió obtener 500.000 euros. Se calcula que el grupo ya operaba desde hace seis años con identidades falsas a bancos de todo el estado y además del medio millón consumado habría intentado estafar 500.000 euros más.

Los Mossos iniciaron la investigación en el mes de marzo de este año, cuando diferentes entidades bancarias denunciaron que en los últimos meses, en varias oficinas suyas, se habían efectuado un número elevado de reintegros de dinero en efectivo por parte de personas que utilizaban documentación identificativa de terceros.

Los investigadores comprobaron que muchos de los reintegros se efectuaron fuera de Cataluña, aunque los legítimos titulares de las identidades usurpadas eran residentes en nuestro territorio. De ahí que el mes de marzo, bajo la supervisión y tutela del Juzgado de Instrucción número 29 de Barcelona, ​​se creó un equipo conjunto de investigación con la Policía Nacional para identificar y localizar a los autores de las estafas.

Las pesquisas policiales determinaron que el grupo siempre seguía un mismo modus operandi. Los líderes del grupo se encargaban de conseguir documentos identificativos de terceras personas, normalmente DNI o permisos de conducir, que los titulares habían extraviado o les habían sido sustraídos previamente. Cuando disponían de la documentación efectuaban una serie de gestiones, habitualmente telefónicas, con varias entidades bancarias para saber si el titular del DNI era cliente suyo. Una vez daban con el banco, intentaban averiguar el saldo que la futura víctima disponía en la cuenta. Finalmente uno de los integrantes del grupo, con un aspecto físico similar al legítimo titular de la cuenta, se dirigía a cualquier oficina del territorio y realizaba reintegros para apropiarse de todo el dinero posible.

A lo largo de la investigación los agentes observaron que el grupo varió su manera de actuar para dificultar la detección por parte de los departamentos de seguridad de las entidades bancarias y de las víctimas. Los estafadores llegaron a contratar nuevas cuentas corrientes a nombre de los titulares de las documentaciones sustraídas. Así, ordenaban transferencias a nuevas cuentas corrientes creados y controlados por los líderes del grupo, los cuales conseguían dinero en efectivo, mediante nuevas transferencias, reintegros o bien efectuando extracciones en cajeros con tarjetas bancarias asociadas a estas nuevas cuentas. Fruto de la investigación se identificaron ocho integrantes del grupo. El día 11 de julio se estableció un operativo para detenerlos, y realizar las entradas y pesquisas en cuatro de los domicilios de los investigados, en las localidades de Barcelona, ​​Sant Cugat y Sant Jaume dels Domenys.

Los agentes recuperaron más de 1.300 documentos de identidad originales de terceras personas, prendas de ropa que utilizaron cuando hacían los reintegros, dinero en efectivo y documentaciones bancarias. En uno de los domicilios también se localizó una plantación de 80 plantas de marihuana y todo el equipo para su cultivo.

Los detenidos pasaron a disposición de los partidos judiciales de El Vendrell, Mataró y Barcelona. Los jueces decretaron el ingreso en prisión de dos de los detenidos y la libertad con cargos para el resto.

Viernes 28 de julio la policía detuvo en Barcelona otro miembro de la organización. Con estas detenciones, los investigadores dan por desmantelada la cúpula del grupo criminal. La investigación continúa abierta y no se descartan más detenciones del resto de personas que han participado como reintegradora.

Port de Tarragona