Desarticulado un grupo criminal que se dedicaba a realizar robos con fuerza en domicilios de toda Cataluña

Se les considera autores de siete robos en viviendas de Roses, Sant Andreu de la Barca, Cabrera de Mar, Barcelona y Palma de Mallorca.

Bombers extingeixen dos incendis a domicilis a Pratdip i Almoster
Intervenció de Bombers a la casa d'Almoster, on no es van registrar ferits.

Mossos de la División de Investigación Criminal adscritos al Área de Investigación Criminal de la Región Policial Metropolitana Sur, junto con agentes de investigación de la comisaría de Martorell, han detenido a cuatro miembros de un grupo criminal especializado en realizar robos con fuerza en domicilios en toda Cataluña. La investigación se inició el 10 de julio cuando la Guardia Civil informó a los Mossos que un grupo de personas que se dedicaban a realizar robos en domicilios se desplazaba de Portugal en la ciudad de Barcelona.

Fruto de la investigación, los agentes determinaron que tres miembros del grupo, con un alto grado de especialización en este tipo de hechos, se habían establecido en una zona entre Santa Coloma y Badalona, ​​y que se habían apropiado de forma indebida del vehículo con el que se desplazaban. La empresa de alquiler propietaria del vehículo había denunciado que no lo habían devuelto la fecha acordada.

Las pesquisas policiales permitieron identificar los tres hombres, de 24, 25 y 28 años y de nacionalidad chilena, uno de los cuales utilizaba una identidad falsa y le constaban varias órdenes de detención en Chile.

Los investigadores acreditar la participación de los tres hombres en siete robos cometidos en domicilios de Roses, Sant Andreu de la Barca, Cabrera de Mar, Barcelona y Palma de Mallorca. El grupo siempre elegía como objetivo casas aisladas o adosadas, para acceder a los domicilios escalaban los muros exteriores y para acceder al interior forzaban las puertas y ventanas con un destornillador. En días posteriores una cuarta persona -una mujer de nacionalidad española y de 27 años- se encargaba de enviar el dinero obtenido en los robos en Chile, mediante oficinas de envío y recepción de efectivo.

El 31 de julio se llevó a cabo un operativo policial que permitió detener a los integrantes del grupo cuando se desplazaban, con el vehículo que se habían apropiado, a un centro comercial de Barcelona.

El día 1 de agosto se realizó la entrada y registro en el domicilio de los detenidos en Badalona, ​​donde se intervinieron 17.000 euros en efectivo, ocho relojes, joyas, gafas de sol, ropa de gran marcas y colonias y perfumes. El día 3 de agosto los arrestados pasaron a disposición judicial, donde el juez decretó libertad con cargos para dos de los detenidos e ingreso en prisión por los otros dos.

Port de Tarragona