Una enfermera y un bombero jubilado, detenidos por estafar más de un millón de euros simulando accidentes de tráfico

Planificaron el accidente con otros conductores implicados en los choques a cambio de una contraprestación económica. Los perjudicados son cuatro aseguradoras y la Seguridad Social.

Los Mossos d’Esquadra han detenido a un hombre, de 60 años, bomberos retirado y una mujer, de 54 años, enfermera; son un matrimonio de nacionalidad española y vecinos de Lleida, como presuntos autores de un delito continuado de estafa y fraude a la Seguridad Social, por cobrar indemnizaciones y simular invalidez «montando» accidentes de tráfico falsos. El pasado mes de mayo el representante de una compañía de seguros alertó que tenían sospechas de un cliente suyo que podía haber estafado a la compañía con la notificación de dos accidentes de tráfico, ocurridos en los años 2010 y 2015, por los que cobrar una indemnización de un millón de euros. El accidente que ocurrió en el año 2010 se produjo en un camino de la Partida de la Caparrella de Lleida y sólo viajaba el hombre, mientras que en el choque del año 2015, que se produjo en la A -2 dentro del término municipal de Fraga, supuestamente sólo viajaba la mujer.

Con esta información se abrió una investigación que permitió comprobar que los dos accidentes habían esta planificados cuidadosamente por el hombre detenido. En ambos casos, el detenido pactar con los conductores de los otros vehículos implicados una contraprestación económica a cambio de que tuvieran un choque voluntaria con el vehículo de los detenidos. Durante la simulación de estos accidentes, en el momento del choque, no habría ninguna persona en el interior del coche de los detenidos.

Sin embargo, los detenidos alegaron unas lesiones por las que lograron una indemnización de 1.024.723 euros por seis pólizas de seguros que tenían contratadas con cuatro compañías diferentes. También se les acusa de un fraude a la Seguridad Social dado que los dos detenidos tramitaron diferentes grado de invalidez. La investigación continúa abierta para establecer la cuantía económica defraudada a la Seguridad Social. Por otra parte, los dos conductores que recibieron una contraprestación económica también se les investiga como presuntos cooperadores en la estafa. Los detenidos pasaron el jueves a disposición judicial ante el juzgado de instrucción en funciones de guardia de Lleida.

Port de Tarragona