El conseller de Interior afirma que el coche de los desaparecidos fue empujado

El conseller Joaquim Forn ha manifestado esta mañana que el vehículo de los dos desaparecidos en el pantano de Susqueda no cayó al agua como consecuencia de un accidente. Interior afirma que alguien lo empujó o lo llevó hasta allí. Los investigadores no descartan ninguna hipótesis sobre el paradero de la pareja del Maresme, incluida la desaparición voluntaria. No existe una sospecha inicial, sino que se manejan varias hipótesis. Una de ellas podría ser la desaparición voluntaria.

Respecto a la localización de una piedra en el interior del vehículo, Joaquim Forn, afirma que efectivamente se ha encontrado en el interior, pero no se puede asegurar que ésta se encontrase dentro, previamente, o pudo haber entrado mientras el coche rodaba por el fondo, ya que tenía una ventanilla abierta. Lo que sí está claro es que no estaba atada expresamente ni a la palanca del cambio de marchas, ni a los pedales.

La nota manuscrita con algunas reflexiones hallada, en ningún caso hacen referencia a una intención de suicidio, ni tampoco es una despedida de sus allegados, como es habitual en esos casos. Aunque se afirmó ayer que la búsqueda se realizaría sólo en el agua del pantano, hoy se ha concretado que se están inspeccionando pozos y otros lugares, como la zona donde se encontró el kayak, ya que la policía catalana ahora es la que indica a los socorristas los lugares que más interesan para la investigación. El bosque cercano a la orilla del pantano también será peinado.

 

 

 

Port de Tarragona