Ingresan en prisión dos vecinos de Calafell, detenidos por los Mossos por robos con violencia a pasajeros de tren

Uno de los detenidos, presunto autor de tres robos con violencia, aprovechaba la parada de los convoyes para hacer tirones y bajar del tren antes del cierre de puertas.

Los Mossos de la Unidad de Investigación de la comisaría de El Vendrell detuvieron este lunes a un hombre de 21 años, de nacionalidad marroquí y, martes, otra persona de 40 años, de nacionalidad española, ambos vecinos de Calafell, como presuntos autores de robos con violencia e intimidación en el tren.

Con esta detención los investigadores han resuelto tres robos violentos cometidos los días 22 de septiembre, 1 y 19 de octubre. Los tres mediante el mismo modus operandi: el ladrón esperaba la llegada del tren a la estación de tren de Cunit o de Segur de Calafell. Una vez el convoy abría sus puertas, el detenido esperaba la bajada de los pasajeros y observaba el interior del tren para localizar una víctima. Entonces, el ladrón les hacía el tirón con violencia para huir antes del cierre de las puertas del tren.

La investigación policial comenzó a raíz del primer hecho, un robo con violencia a una mujer que había tomado el tren en Sant Vicenç de Calders con dirección a Barcelona. Momentos antes de llegar a la estación de Cunit, un hombre le hizo un tirón en la mochila y bajó del tren antes del cierre de las puertas.

Según pudieron comprobar los investigadores, el mismo individuo cometió dos robos violentos más con el mismo modus operandi. Así, el 1 de octubre, una mujer denunció que un joven le había robado el teléfono móvil cuando el tren en que viajaban llegaba a la estación de Cunit. Además, para hacerlo, el autor la agredió provocándole heridas leves.

El tercer robo se produjo el pasado 19 de octubre cuando víctima y ladrón llegaban a la estación de tren de Segur de Calafell. Pocos segundos antes de que el tren continuara la marcha, un joven intentó hacer un tirón a una mujer y, al no conseguirlo, le tomó de un tirón el teléfono móvil. A consecuencia del robo, la víctima sufrió lesiones leves.

Por todo ello y gracias a las diversas gestiones de los agentes, este lunes por la noche los mossos detuvieron al presunto autor de los robos violentos cuando bajaba de un tren en la estación de Segur de Calafell.

El detenido, con tres antecedentes policiales desde que es mayor de edad, pasó ayer a disposición los Juzgados de El Vendrell y el juez decretó prisión provisional.

Un día después, un segundo detenido por dos robos

La Unidad de Investigación de la comisaría de El Vendrell detuvo, este martes al mediodía, un hombre de 40 años, de nacionalidad española y vecino de Calafell como presunto autor de un robo con violencia y un robo con intimidación.

Los investigadores habían iniciado las diligencias a partir de la denuncia de un chico que había sufrido un robo con violencia justo antes de que el tren en el que viajaba se detuviera en la estación de Vilanova y la Geltrú. El ladrón lo amenazó para robarle el teléfono móvil. A continuación, el individuo bajó del tren.

La investigación pudo relacionar el presunto autor con otro robo con violencia cometido en Segur de Calafell el pasado cinco de septiembre. En ese caso, el ladrón esperó que la propietaria de una tienda del municipio cerrara el comercio. Entonces, el hombre le hizo un fuerte tirón a la mujer para sustraerle el bolso y luego huyó corriendo.

Una vez identificado, los mossos establecieron un dispositivo policial y lograron detener al presunto autor en El Vendrell.

Con esta detención, el detenido acumula 13 antecedentes policiales por delitos contra el patrimonio. El hombre pasó ayer a disposición los Juzgados de El Vendrell y el juez decretó su ingreso en prisión provisional.

Port de Tarragona