Detenido en Tarragona por conducir temerariamente, bajo los efectos del alcohol y drogas y con el carné suspendido judicialmente

Los Mossos detectaron a la autovía A-7 hablando por el móvil y, al querer detenerlo para notificarle la sanción, el conductor se dio a la fuga.

Los Mossos de Trànsit de Tarragona detuvieron ayer a un hombre de 53 años, de nacionalidad marroquí y con domicilio en Salou, como presunto autor de un delito de conducción temeraria, quebrantamiento de condena y conducción bajo los efectos del alcohol y drogas. Los hechos tuvieron lugar ayer al mediodía en Tarragona. Una patrulla de tráfico estaba haciendo un dispositivo de prevención de distracciones al volante con un vehículo no logotipado. Cuando los agentes circulaban por la autovía A-7 observaron como el conductor de un vehículo hacía uso del teléfono móvil.

Los agentes hicieron señales claras con las luces policiales al conductor para que los siguiera y así poder salir de la A-7 hasta un lugar seguro para detenerse. El conductor hizo caso a los agentes y los siguió pero cuando ya se encontraban en el carril de salida de la autovía, el detenido hizo un maniobra brusca y se volvió a incorporar a la vía. Al hacerlo, el conductor obligó a frenar a otros usuarios de la vía.

Los agentes, a pesar del poco margen de reacción, pudieron reincorporarse también en la A-7 y siguieron el conductor fugitivo mientras alertaban otras patrullas. El detenido tras varias maniobras entró en la A-27 a gran velocidad. En este sentido, durante su huida puso en grave riesgo al resto de usuarios ya que no respetó ninguna prioridad de paso. Además, cuando el conductor fugitivo circulaba por el carril izquierdo de la A-27 y llegó a la altura de la salida hacia la T-11 cortó el paso de los demás vehículos. La fuga finalizó cuando el conductor, después de volverse a reincorporar a la A-27, cogió la salida hacia la N-340 y tuvo que detenerse ya que había varios vehículos parados en el semáforo.

Una vez detenido, los agentes comprobaron que el conductor tenía un suspensión del permiso de conducir de 28 meses del Juzgado de Instrucción número 2 de Tarragona. Además, en la prueba de alcoholemia dio positivo con 0,53 mg / l (tasa máxima permitida es de 0,25 mg / l) y también dio positivo en drogas por consumo de cocaína. El detenido ha pasado hoy a disposición judicial.

 

Port de Tarragona