La Guardia Civil denuncia a un vecino de Riudoms por criar y vender dobermans sin autorización

El denunciado se dedicaba a la cría ilegal de perros de razas potencialmente peligrosa sin contar con los permisos necesarios ni estar dado de alta como profesional de la actividad.

Lugar donde se criaban los perros.

 

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de Tarragona, ha denunciado a un varón vecino de Riudoms, por varias infracciones administrativas en materia de sanidad y medio ambiente, ya que se dedicaba a la cría y venta de perros de raza potencialmente peligrosa (doberman), de manera clandestina, sin estar dado de alta en la seguridad social ni contar con los permisos necesarios para ejercer dicha actividad.

A principio del mes de noviembre, se tuvo conocimiento de que próximo a la localidad de Reus se encontraría un criadero de perros de raza potencialmente peligrosa, que actuaba de forma clandestina. A raíz de dicha información se establecieron diversos operativos encaminados a la localización del núcleo zoológico que actuaba al margen de la normativa.

Las indagaciones practicadas llevaron hasta una zona a las afueras de Reus, donde se localizó una gran superficie que se había acondicionado para la cría de perros potencialmente peligrosos, entrevistado con el responsable de la instalación, este manifestó que carecía de las autorizaciones necesarias como criador profesional para dedicarse a la cría y comercialización de estos animales.

Por dicho motivo se procedió a la confección de diferentes actas-denuncia por no disponer de licencia ambiental, alta como núcleo zoológico, registro de animales, seguro de responsabilidad civil y medidas de seguridad y señalización para advertir la presencia de estos animales potencialmente peligrosos.

Port de Tarragona