Detenido un individuo que robaba a mujeres en Ciutat Vella de Barcelona «pegando» tirones desde una motocicleta

En total, los investigadores le atribuyen hasta once hechos, entre robos y hurtos de uso de vehículo, robos con violencia, hurtos y lesiones.

Los Mossos han detenido a un hombre, de 34 años, como presunto autor de varios hurtos y robos con violencia perpetrados en Ciutat Vella y alrededores en pocas semanas. El detenido asaltaba a sus víctimas, todas mujeres, desde una motocicleta en marcha, que había sustraído previamente. Desde el vehículo les hacía tirones o bien las distraía para llevarse su bolso de mano. En total, los investigadores le atribuyen hasta once hechos, entre robos y hurtos de uso de vehículo, robos con violencia, hurtos y lesiones.

Agentes de paisano de Ciutat Vella detuvieron al presunto ladrón el 20 de noviembre después de verlo como conducía una motocicleta a gran velocidad, por lo que lo siguieron hasta su domicilio. Una vez allí, al quitarse el casco y bajar de la moto, los agentes lo reconocieron sin lugar a dudas como el hombre que estaban buscando como presunto autor de los últimos robos violentos y hurtos cometidos desde una moto en marcha . En el momento de la detención, el hombre conducía una moto sustraída.

La Unidad de Investigación de Ciutat Vella investigaba desde hacía meses los casos de robos y hurtos siguiendo este modus operandi. Fruto de la investigación, a principios de noviembre se detectó una persona activa en estos hechos que actuaba mayoritariamente en el distrito de Ciutat Vella y alrededores, cuya identidad se correspondía con la del detenido.

Las mujeres eran sus principales víctimas

Todas las víctimas eran mujeres, de cualquier edad, y al ladrón no le importaba robarlas aunque fueran acompañadas o fueran de edad muy avanzada. Así asaltó una señora de 94 años que iba sola por la calle y arrancarle el monedero que llevaba en la mano, lo que le hizo perder el equilibrio. En la caída, la señora se dio un golpe en la cara y sufrió heridas en la ceja y en la nariz.

En otros casos, el asaltante recurrió también a la táctica de la distracción. Así, en una ocasión simuló un choque entre su moto y el vehículo de la víctima con el objetivo de que esta bajara del coche y así aprovechar para robarle el bolso que había dejado en el asiento. En otro robo, el ladrón se situó junto a la ventanilla del copiloto, picó el vidrio y, cuando su víctima bajó la ventanilla, le tomó rápidamente el bolso que llevaba entre las piernas y huyó a gran velocidad. En total, el ladrón llegó a sustraer más de 400 euros en efectivo, varios teléfonos móviles y tarjetas de crédito. El detenido ha quedado en libertad tras pasar a disposición judicial.

 

Port de Tarragona