Los Mossos de Figueres ingresan en prisión a un vecino de Girona por llevar escondidos en su coche un kilo y medio de cocaína

Gracias a la Unidad Canina se localizó parte de la droga en un escondrijo del coche. Se descubrió a un control policial en Borrassà.

Los Mossos de la comisaría de Figueres, en el Alt Empordà, detuvieron el pasado 29 de noviembre un hombre de 30 años, de nacionalidad marroquí y vecino de Girona, como presunto autor de un delito contra la salud pública . Los hechos ocurrieron el mismo día 29 de noviembre durante un control policial que se había montado en la carretera N-II, a la altura del punto kilométrico 741, dentro del término municipal de Borrassà (Alt Empordà). Durante el operativo los agentes detuvieron un vehículo e identificaron a su conductor.

Mientras registraban el coche, el hombre se mostró muy nervioso y dio respuestas incoherentes a las preguntas que los policías le hacían. Finalmente, los mossos encontraron dentro del vehículo una caja con unos 500 gramos de cocaína. Por este motivo, se le detuvo como presunto autor de un delito contra la salud pública. Además, también trasladaron el vehículo hasta la comisaría para hacer más comprobaciones. Allí, con la ayuda de perros adiestrados encontraron, en un escondite en los asientos traseros del vehículo, un paquete que contenía un kilogramo de cocaína. Los agentes valorar toda la sustancia decomisada en unos 94.000 euros.

El mismo día se realizó una entrada y registro en el domicilio del detenido, en Girona, ya que tenían indicios de que dentro de la casa podría haber más droga. Durante el registro se intervino una pistola detonadora, tres teléfonos móviles, dos básculas de precisión con restos de droga, sustancia de corte, una máquina de contar billetes y 3000 euros en efectivo.

El detenido pasó el día 30 de noviembre a disposición judicial ante el juzgado de instrucción en funciones de guardia de Figueres, que decretó su ingreso en prisión.

 

Port de Tarragona