Un conductor de mercancías peligrosas conducía drogado y apuntando con un láser a los otros vehículos

Los Mossos han denunciado un joven de 24 años, nacionalidad española y vecino de Gavà, para poner en peligro a otros conductores de la vía dado que los apuntaba con un puntero láser desde la cabina del camión que conducía y también por conducir bajo los efectos de sustancias estupefacientes, concretamente hachís.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 09.45 horas, en la carretera C-55, sentido Abrera, cuando una conductora avisó telefónicamente al 112 que el conductor de un camión de materias peligrosas no respetaba la distancia mínima de seguridad con los vehículos que le precedían y, además, los apuntaba desde la cabina y de manera insistente con un puntero láser, lo que los ponía en grave riesgo de tener un accidente.

Rápidamente las patrullas de tráfico buscaron el camión de mercancías peligrosas, que fue interceptado en la A2, a la altura del término municipal de Cornellà de Llobregat. A continuación y a requerimiento de la patrulla de tráfico el conductor entregó de manera voluntaria el puntero láser descrito por la conductora que había alertado al 112.

Los agentes decomisaron el puntero láser empleado por el conductor y denunciarlo por su uso por la ley 4/2015 de protección de la seguridad ciudadana que, en su punto 4, donde hace referencia a las infracciones muy graves especifica: «La proyección de haces de luz, mediante cualquier tipo de dispositivo, sobre los pilotos o conductores de medios de transporte que puedan deslumbrar o que puedan distraer la atención y provocar accidentes «. La cuantía económica de las sanciones previstas por la ley en este tipo de infracciones muy graves es muy importante y se sancionarán con una multa de entre 30.001 y 600.000 euros.

Los agentes de tráfico también hacerle la prueba de alcoholemia que dio un resultado negativo, pero en la prueba de detección de consumo de sustancias estupefacientes dio positivo en hachís, por lo que también lo denunciaron, así como por dos infracciones administrativas más del Reglamento General de Conductores.

Port de Tarragona