A prisión dos individuos que se hicieron pasar por guardias civiles para atracar una asociación canábica de Montcada i Reixac

Los tres presuntos autores mostraron falsas credenciales y dos armas de fuego simuladas. Fueron pillados por los Mossos "in fraganti".

Los Mossos d’Esquadra detuvieron el 20, 21 y 24 de enero, tres hombres de 33, 42 y 18 años respectivamente, nacionalidad española y cubana y vecinos de Cerdanyola, como presuntos autores de un atraco a una asociación cannábica de Moncada i Reixac. A los hombres se les investiga por un delito de robo con violencia e intimidación y usurpación de funciones públicas, ya que se hicieron pasar por agentes de las fuerzas de seguridad del Estado. A uno de ellos también se le detuvo por un delito de lesiones y un delito de daños provocados en el local que querían atracar.

El sábado 20 de enero tres hombres entraron en un local de Montcada i Reixac diciendo que eran guardias civiles e intimidante la gente que había dentro con armas de fuego simuladas. Uno de ellos rompió varios objetos e hirió uno de los miembros de la asociación en una ceja por un golpe que le dio con su arma.

Los miembros de la asociación detectaron que los tres hombres no podían ser policías, ya que se mostraban muy nerviosos y angustiados, y que las armas que llevaban parecían falsas. Por este motivo se lanzaron sobre uno de los agresores para intentar retenerlo. El agresor intentó resistirse pero no lo consiguió, en cambio, los otros dos hombres que iban con él huyeron del local al verse descubiertos.

Cuando llegaron los mossos registraron el hombre que había sido retenido y le encontraron una placa metálica falsa de la Guardia Civil, también localizaron un arma de fuego simulada que el agresor había tirado bajo el mostrador y las claves de un vehículo que se encontraba aparcado en la calle. El hombre quedó detenido en ese momento.

En el interior del vehículo, los agentes localizaron documentación de otro de los presuntos agresores. Además, los mozos también localizaron cinta adhesiva de aluminio, una cizalla, unas tijeras, dos destornilladores y una llave inglesa. Al día siguiente, domingo 21, los agentes detuvieron al segundo presunto agresor en su domicilio de Cerdanyola. El hombre explicó a los agentes que había intentado deshacerse del arma de fuego simulada la cual fue recuperada por los agentes cerca de la asociación cannábica asaltada.

Finalmente, ya raíz de las tareas de los investigadores, el tercer hombre fue localizado en Cerdanyola el 24 de enero y detenido inmediatamente. Los dos primeros hombres pasaron a disposición judicial el 23 de enero ante el juzgado número 7 en funciones de guardia de Cerdanyola del Vallès y el juez decretó prisión para ambos. El tercer detenido pasó el 25 de enero y el juez decretó libertad con cargos.

Port de Tarragona