El juzgado de Reus pide más testimonios en el caso del mecánico que se negó a reparar el coche de una policía

En la causa, por incitación al odio, se ha personado la Abogacía del Estado. El abogado defensor espera que el caso sea sobreseído. Hoy declaró el mecánico junto a su esposa, pero sólo respondió las preguntas de su abogado.

Juzgados de Reus

El juzgado de instrucción 3 de Reus ha tomado hoy declaración al hombre propietario de un taller mecánico denunciado por un supuesto delito de odio al negarse a reparar el vehículo de una agente de la Policía Nacional, ha informado el TSJC. A las diligencias de hoy, abiertas en base al artículo 512 del Código Penal, éste indica que serán inhabilitados para ejercer la profesión de uno a cuatro años a los que «en el ejercicio de sus actividades profesionales o empresariales denegaren a una persona una prestación a la que tenga derecho por razón de su ideología, religión o creencias, su pertenencia a una etnia, raza o nación, su sexo, orientación sexual, situación familiar, por razones de género, enfermedad o discapacidad».

Hoy han declarado el denunciado y su esposa (en calidad de testigos) y el denunciado, en calidad de investigado, que sólo ha contestado a las preguntas de su letrado. En la causa también está personada la Abogacía del Estado y se han solicitado más diligencias testificales que se practicarán los próximos días.

Un centenar de personas han acompañado al mecánico en la puerta del juzgado para darle apoyo, algo que emocionó al investigado. Su abogado, David Piqué, espera que se archive el caso.

Antecedentes del caso

Port de Tarragona