Reabren el caso del vendedor ambulante que murió al caer por un barranco en Montjuic huyendo de la Guardia Urbana

El juzgado de instrucción 31 de Barcelona continúa realizando diligencias alrededor de la muerte de un vendedor ambulante de 50 años, natural de la población turolense de Utrillas, que cayó por un desnivel de Montjuic en 2014. Presuntamente, su muerte se produjo mientras se producía un enfrentamiento con agentes de la Guardia Urbana de Barcelona. El caso fue cerrado, pero se reabrió en septiembre de 2017. La reapertura del caso se produjo a raíz de la detención de los agentes Rosa Peral y Albert López, acusados del asesinato de un compañero del cuerpo que apareció carbonizado en un vehículo junto al pantano de Foix. Al parecer, en el entorno de ese caso ella hizo mención a que el que denominó como «mantero» no cayó accidentalmente por aquel precipicio de 30 metros, sino que su muerte pudo ser provocada.

 

 

Port de Tarragona