Un conductor que dio positivo en alcoholemia provoca un accidente mortal circulando en dirección contraria en Gurb

Los Mossos de Tráfico detuvieron ayer a un hombre, de 40 años, de nacionalidad española y vecino de Sant Hipòlit de Voltregà, en la comarca de Osona, para provocar un accidente en el que murió una joven después de conducir en dirección contraria por la C-17. Se da la circunstancia de que el conductor dio positivo en alcoholemia, informa la policía catalana, que lo considera presunto autor de un delito de homicidio y lesiones por imprudencia grave, conducción temeraria y por conducir bajo los efectos del alcohol.

Los hechos sucedieron ayer, alrededor de las 7 de la mañana, cuando varios testigos alertaron de que un vehículo circulaba en dirección contraria por la C-17, a la altura de Orís . Inmediatamente se montó un dispositivo policial para localizar y detener el vehículo infractor. Poco después, una dotación policial localizarlo pero el conductor hizo caso omiso a las indicaciones de la policía y continuó la marcha en sentido contrario a gran velocidad. Posteriormente hizo lo mismo con una segunda dotación policial situada unos kilómetros más adelante.

Finalmente, a la altura del punto kilométrico 64,8, dentro del término municipal de Gurb (Osona), el vehículo fugitivo colisionó frontalmente contra un coche que circulaba en el sentido correcto de la marcha. Como consecuencia del fuerte impacto murió una joven menor de edad y tres personas resultaron heridas de diversa consideración. El conductor causante del accidente, que también fue hospitalizado, fue sometido a las pruebas de detección alcohólica y dio una tasa de 0’62 mg / l. En estos momentos, el detenido sigue hospitalizado con custodia policial a la espera de ponerlo a disposición judicial ante el juzgado de guardia de Vic.

Port de Tarragona