Se entrega en la comisaría de los Mossos de Berga y confiesa haber matado a su madre, una conocida activista social

La víctima es Manela Quesada, una activista relacionada con la integración social de los enfermos mentales.

Manela Quesada, la víctima, en una foto de Regió 7.

Un vecino de Berga de 37 años ha quedado detenido en la comisaría de los Mossos d’Esquadra, donde se ha presentado para confesar que había matado a su madre. Agentes de la Policía catalana se han dirigido a su domicilio, en la calle Pietat de esa localidad, donde, efectivamente, han encontrado el cuerpo sin vida de una mujer. La víctima presentaba signos de haber sido atacada con un arma blanca. La víctima es conocida por dirigir una entidad dedicada a facilitar la inserción laboral de enfermos mentales. El propio detenido había estado ingresado recientemente en un centro de salud por los problemas psiquiátricos que sufría. No obstante, desde las asociaciones en las que estaba implicada la víctima, Manela Quesada, se ha querido que se desvinculen las enfermedades mentales de los actos violentos.

 

Port de Tarragona