Tres detenidos por simular que diez hombres habían secuestrado a un amigo en el Puerto Olímpico de Barcelona

El Grupo de Investigación Criminal de los Mossos fue el cargado de descubrir la falsedad.

Los Mossos han detenido a dos hombres de nacionalidad marroquí, de 28 y 39 años, como presuntos autores de un delito de simulación de delito al haber maquinado un montaje a través del cual quisieron hacer creer que se había producido un secuestro en el Puerto Olímpico de Barcelona, ​​con el objetivo de cobrar el rescate. Los dos detenidos son el presunto secuestrado y secuestrador. En el montaje participó también la mujer de la presunta víctima del secuestro, de la misma nacionalidad, a quien se detuvo posteriormente.

La policía catalana tuvo conocimiento de los hechos cuando unos amigos de la supuesta víctima denunciaron que un grupo de diez hombres árabes, de habla francesa, habían secuestrado a su amigo en el Puerto Olímpico de Barcelona y le pedían pagar un rescate a cambio de liberar -el. Inmediatamente, la Unidad Central de Secuestros y Extorsiones inició la investigación de los hechos con el objetivo de localizar y liberar a la persona retenida y estableció un equipo negociador que estuvo asesorando al denunciante en todo momento.

Fruto de las tareas de investigación los agentes pudieron constatar como el secuestrador, la víctima y su esposa estaban confabulados y, en realidad, habían simulado el secuestro con el fin de poder cobrar el pago del rescate por parte de los denunciantes. Además, entre estas tres personas y actuando como falso interlocutor entre víctima y denunciante, actuaba un conocido delincuente detenido por extorsión por la Unidad Central de Secuestros y Extorsiones en dos ocasiones anteriores.

Finalmente, reunidos todos los indicios que apuntaban a que se trataba de una simulación de delito, se pudo confirmar que todo se trataba de un montaje y que no existía ningún secuestro. La víctima habría simulado su propio secuestro, conxorxada con el secuestrador y utilizó a su mujer con el fin de exigir el pago de su propio rescate a sus amigos y denunciantes de los hechos. Ante los hechos, los investigadores detuvieron las tres personas como presuntas autoras de un delito de simulación de delito por simular el secuestro.

Port de Tarragona