Persecución de película en la autopista en Girona tras un conductor borracho que ha atropellado y herido a un policía local

Un agente de la Policía Local de Sarrià de Ter ha sido hospitalizado con una pierna rota a consecuencia del atropello.

El conductor ha tomado esta salida de la AP-7 en dirección al aeropuerto. /GM

Un hombre que conducía bajo los efectos del alcohol ha podido ser detenido tras una persecución de varias patrullas de Mossos d’Esquadra y Policía Local por la autopista AP-7 cerca de Girona, la tarde de ayer martes, 3 de abril. La actuación policial se inició en Sarrià de Ter, donde algunos vecinos llamaron a la Policía de esa localidad indicando que un hombre se encontraba junto a su vehículo aparcado en un vado y que a duras penas se mantenía de pie. Una patrulla de ese cuerpo se dirigió al lugar, donde comprobó que, efectivamente, el hombre aparentaba un estado etílico, cosa que se ratificó tras realizar la de alcoholemia.

Mientras los agentes llamaban a Mossos d’Esquadra para comprobar la titularidad del vehículo, el hombre subió al coche y se dio a la fuga en dirección a la autopista. Dos patrullas de la Policía Local, reforzadas por otras de Mossos d’Esquadra, que se unieron a la persecución. Durante 20 kilómetros el conductor hizo caso omiso a las indicaciones luminosas y sonoras de las patrullas, conduciendo durante más de 15 minutos en dirección Barcelona, hasta que decidió tomar la salida en dirección al aeropuerto de Girona. Los policías consiguieron detenerle antes de que llegase a la terminal del aeropuerto y después de que atropellase a un policía local de Sarrià de Ter que sufrió la fractura de una pierna.

El arrestado, de 64 años y vecino de Sant Julià de Ramis, deberá enfrentarse a los delitos de conducción temeraria y bajo los efectos del alcohol, lesiones, desobediencia y resistencia y atentado contra agente de la autoridad.

Port de Tarragona