Muere Alfie Evans, el niño al que desconectaron a la máquina que le mantenía con vida por orden de los jueces

Thomas Evans, padre del niño fallecido ante los medios el pasado jueves.

Los médicos diagnosticaron que los tejidos del pequeño Alfie Evans, de 23 meses, estaban completamente destrozados y apenas le concedían minutos de vida si se le desconectaban a las máquinas que le mantenían con vida. No han sido minutos, han sido cuatro días. El pequeño Alfie ha muerto como consecuencia de su enfermedad degradante y sin tratamiento posible. Los jueces ordenaron que se le desconectase el pasado lunes y fue una sorpresa para todo el mundo que el niño se mantuviese con vida.

Sus padres intentaron convencer a los jueces para trasladarlo a Italia, donde una clínica se ofreció a tratarle, pero la petición fue denegada. El niño permanecía en un hospital infantil desde hacía dos años y ya había perdido el tacto, el oído y la vista.

 

 

Port de Tarragona