Detenido el presunto autor de un apuñalamiento en el Port Olímpic de Barcelona después de vivir diez años escondido

Los Mossos han detenido a un hombre, de nacionalidad española, 33 años y vecino de Barcelona, ​​como presunto autor de una tentativa de homicidio que se produjo diez años antes. Los hechos se remontan a finales de agosto del año 2008 cuando el arrestado participó en una pelea en el Puerto Olímpico de Barcelona en el transcurso de la cual apuñaló repetidamente otro hombre y huyó. Las lesiones sufridas por la víctima eran de extrema gravedad y este hecho llevó a que la hubieran de operar de urgencia aunque finalmente pudo superar el postoperatorio y se recuperó de las lesiones.

Tras huir del lugar de los hechos el autor de las lesiones buscó refugio y cobertura en su entorno familiar. Este hombre ha sido fugado de la justicia desde entonces y en busca y captura por una orden de la Audiencia Provincial de Barcelona. Durante estos años ha llevado a cabo una vida absolutamente discreta, sin hacer uso de ningún servicio público y cobijado en sus familiares y amigos con el objetivo de pasar desapercibido y así dificultar su localización por parte de la policía.

Esta situación cambió hace cerca de un mes cuando los agentes de la Policía Comunitaria de la comisaría de Nou Barris tuvieron acceso a una información según la cual este hombre se ocultaba en un inmueble de este distrito. Dado que se trataba de una persona con numerosos antecedentes y que podía ir armado los agentes hicieron un seguimiento durante unos días para determinar el mejor momento para abordar su detención con seguridad.

El día 30 de mayo los agentes hicieron un seguimiento policial del vehículo con el que circulaba el investigado. Cuando se disponía a entrar en el barrio donde se ocultaba, a la altura del paseo de Andreu Nin, los policías detuvieron el coche y lo detuvieron. Se da la circunstancia de que estaba acompañado de un familiar que tenía pendientes dos órdenes judiciales de detención desde hacía más de dos años, por lo que los agentes también lo arrestaron.

La investigación ha acreditado que durante todos los años que el fugado ha vivido en clandestinidad la actuación de su hermana ha sido clave para dificultar la acción policial: hacía tareas de seguridad y vigilancia y le había proporcionado su casa como lugar de residencia. El arrestado pasó a disposición judicial y el juez decretó su ingreso en prisión.

Port de Tarragona