Encuentran 28 arañas venenosas y dos serpientes en una casa cuando iban a detener a un hijo con una orden de alejamiento de su madre

Los Mossos d’Esquadra detuvieron el 19 de junio un hombre de 23 años, vecino de Premià de Mar y de nacionalidad española, por desobedecer una orden judicial de alejamiento que le prohibía acercarse a su madre. El joven había ido a casa de la mujer llevando consigo animales peligrosos. En esta actuación los agentes detuvieron al joven por el quebrantamiento de la orden de alejamiento. Se da la circunstancia de que también localizaron, en el interior del domicilio, dos serpientes de cascabel, Crotalus atrox, y 28 arañas venenosas. Las serpientes estaban guardadas en dos terrarios que tenían sistemas de cierres con graves deficiencias de seguridad y las arañas se encontraban dentro de botes que no estaban precintados. Aparte, el propietario no disponía de seguro ni de los permisos necesarios. Tampoco las instalaciones eran las adecuadas para tener este tipo de animales.

El día 20 de junio agentes de la Unidad Regional de Medio Ambiente de Granollers (URMA), intervinieron las dos serpientes y las 28 arañas y las entregaron en un centro que colabora con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) para la creación de antídotos para venenos. Entre las 28 arañas intervenidas, mayoritariamente tarántulas y viudas negras, había un ejemplar de Lexosceles reclusa, más conocida como la araña violinista, una de las arañas más venenosas del mundo.

El detenido pasó a disposición judicial el día 26 de junio por el quebrantamiento de condena y también se le denunció por una infracción administrativa por tenencia ilegal de especies peligrosas, la cual le puede suponer una sanción que oscila entre los 401 y los 2.000 €.

Port de Tarragona