Denunciado el propietario de un pit bull que habría herido a una mujer en Reus, que fue atendida en el Hospital San Juan

Una mujer tuvo que ser atendida en el Hospital Sant Joan de Reus de heridas sangrantes en una pierna la tarde del pasado domingo después de ser mordida por un perro de raza Pit Bull Terrier, considerada potencialmente peligrosa, informa la Guardia Urbana de Reus. El Ayuntamiento de Reus no tiene constancia del registro del animal en el censo municipal ni de que el propietario de los perro disponga de la preceptiva licencia para la tenencia de perros potencialmente peligrosos, por lo que ha sido identificado y denunciado.

Los hechos habrían tenido lugar en la calle de los Noguers de la urbanización Aigüesverds, cuando al mujer habría salido de su domicilio y y se habría encontrado con el perro en la calle, ladrando y mostrando los dientes. La vecina habría intentado huir y refugiarse dentro del vehículo de una vecina, momento en el que el perro lo habría mordido en la pierna izquierda, provocándole las heridas que requirieron de cuatro puntos de sutura.

Tras ser atendida en el Hospital, la mujer se personó en la comisaría central de la Guardia Urbana para denunciar las lesiones que había sufrido a consecuencia del ataque y la mordedura del perro. Posteriormente, una patrulla de la Guardia Urbana se desplazó al lugar de los hechos, y localizó dos perros, uno de ellos de la raza Pit Bull Terrier; ya su propietario, un ciudadano de los Países Bajos, con residencia en la misma calle de la urbanización Aigüesverds. Los agentes confeccionaron el acta de información a la persona denunciada sobre sus derechos.
El Ayuntamiento de Reus tramitará un requerimiento al propietario del animal para informarle de que no se dispone de información del censo del animal ni de la licencia para la tenencia de animales potencialmente peligrosos a su nombre. De acuerdo a la normativa en materia de perros considerados potencialmente peligrosos, no disponer de la preceptiva licencia es considerado una infracción muy grave, y puede ser sancionado con una multa de 2.400 euros.

Port de Tarragona