Los Mossos detienen a un conductor que cuadruplicaba la tasa de alcoholemia permitida y que provocó un accidente múltiple en el Perelló

Los Mossos de Tráfico detuvieron el pasado 25 de julio un hombre de 35 años, de nacionalidad búlgara y vecino de Vila-seca, como presunto autor de dos delitos contra la seguridad del tráfico, por conducir con una tasa de alcoholemia que cuadruplicaba la permitida y por provocar un accidente múltiple en el Perelló. Alrededor de las 8 horas del mismo día 25, agentes del sector de tráfico de Tortosa hacían un control en la carretera N-340, a la altura del kilómetro 1.106, a su paso por la localidad de El Perelló, cuando observaron un vehículo turismo que circulaba en sentido sur y presentaba daños en la parte lateral derecha, así como la rueda delantera de este lado pinchazo.

Los agentes iniciaron la marcha detrás del vehículo con el fin de detenerlo y observaron que circulaba en zigzag, por lo que ponía en peligro a los demás usuarios de la vía, que en ese momento se encontraba muy concurrida . A continuación, a la altura del kilómetro 1104,5 aunque el término municipal de El Perelló, el vehículo trazó una curva invadiendo el carril contrario y embistió una furgoneta que circulaba en sentido norte. Esta maniobra provocó un accidente múltiple en el que se vieron implicados tres vehículos más, concretamente dos camiones y otro turismo, con el resultado de una persona herida de carácter leve.

Después de provocar el accidente, el vehículo infractor continuó la marcha y volvió a chocar contra una valla de protección de la vía hasta que los daños sufridos hicieron que se detuviera. El conductor, que presentaba síntomas evidentes de embriaguez, fue sometido a las pruebas de detección de alcohol con un resultado de 1,06 mg de alcohol por litro de aire expirado, más de cuatro veces superior a la tasa permitida . Los agentes detuvieron al conductor por los delitos de conducción temeraria y conducir bajo los efectos de bebidas alcohólicas, con resultado de accidente. El detenido quedó en libertad una vez declaró en sede policial y queda pendiente de ser requerido para presentarse ante la autoridad judicial competente.

Port de Tarragona