Los Mossos detienen a un grupo de grafiteros por actos vandálicos en el Metro de Barcelona

Los Mossos, en colaboración con TMB, han detenido esta semana, en dos actuaciones policiales, cinco grafiteros por intrusión en las instalaciones ferroviarias, actos vandálicos y daños a vagones del Metro de Barcelona. La primera actuación, en la que se detuvieron a cuatro jóvenes, tuvo lugar el 31 de julio, en la estación de la Línea 2 del Paseo de Gracia, mientras que el quinto detenido se hizo el 1 de agosto en la tarde en las cocheras de Nou Barris. En ambos casos, la cooperación y coordinación entre Mossos y la Unidad de Seguridad y Protección Civil de TMB fue clave para poder localizar y detener a los presuntos autores.

La primera actuación tuvo lugar en la estación de Paseo de Gracia. Agentes de la Unidad de Investigación y de Seguridad Ciudadana de la comisaría del Eixample detuvieron a cuatro jóvenes, de entre 22 y 30 años, como presuntos autores de un delito de daños a vagones de metro, valorados en más de 4.000 euros. La detención se efectuó la madrugada del 31 de julio con la colaboración del servicio de seguridad de TMB, que alertó a los Mossos de la presencia de un grupo de jóvenes en las vías y que también participó activamente en la investigación y detención de los grafiteros.

Los hechos sucedieron alrededor de las 5 horas de la madrugada, cuando los convoyes estaban estacionados en las vías y aún no se había iniciado el servicio de metro diario. Los vigilantes detectaron un grupo de unos 10 jóvenes que habían realizado la intrusión en las instalaciones ferroviarias y estaban pintando graffitis en los vagones estacionados, por lo que alertaron a la policía.

Efectivos de Mossos uniformados y de paisano se dirigieron a la estación de Paseo de Gracia cuando los jóvenes aún estaban en el interior del metro. Al darse cuenta de la presencia policía, se dieron a la fuga corriendo a través de las vías por el interior de los túneles. Los agentes pudieron hacer un primer detenido en ese momento, un hombre de 30 años y nacionalidad británica, pero el resto del grupo logró escapar.

Los agentes, coordinados con los responsables del Centro de Seguridad y Protección Civil de TMB que visionaba los jóvenes por los túneles a través de las cámaras de seguridad, pudieron seguirlos en su huida, desde Paseo de Gracia hasta La Monumental. Finalmente, los agentes de paisano los localizaron en la confluencia de las calles Diputación y Cerdeña pero, al ver que habían sido descubiertos, retomaron la fuga. Los Mossos detuvieron a tres jóvenes más, dos de ellos de nacionalidad española, de 22 años, y otro de nacionalidad australiana, de 23 años. Se les intervino 81 sprays.

La segunda actuación tuvo lugar en las Cotxeres de Nou Barris el pasado 1 de agosto, cuando trabajadores de TMB alertaron a la policía de la presencia de un grupo de siete personas encapuchadas con sprays de pintura. En este caso, los agentes de Proximidad de la comisaría de Nou Barris pudieron detener uno de los grafiteros que habían hecho pintadas en los vagones de metro y que causaron unos daños valorados, aproximadamente, en 6000 euros. En este caso, se decomisaron una treintena de sprays.

Las dos investigaciones continúan abiertas para identificar y localizar al resto de personas que participaron en los actos vandálicos.

Los detenidos quedaron en libertad a la espera de que el juez los cite a declarar como presuntos autores de los delitos de daños y desobediencia y resistencia a la autoridad.

14 detenidos por vandalismo en el transporte urbano durante 2018

La Policía de la Generalitat-Mossos d’Esquadra destina diariamente patrullas de uniforme y de paisano para realizar patrullaje preventivo de seguridad ciudadana, orden público y de investigación en el metro. Esta tarea se ve reforzada por el servicio en las estaciones y nodos del transporte público incluido dentro del Programa Operativo Específico Antiterrorista, más otros servicios de otras áreas especializadas que también trabajan en el ámbito ferroviario.

Por parte de Mossos investigan todos los actos de vandalismo denunciados por los operadores ferroviarios para identificar y, en caso de la comisión de delito, detener a los autores. Coordinadamente con los operadores ferroviarios y la Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM), se están implementando acciones para reducir y hacer frente a los actos de vandalismo e intrusión de los grafiteros, que han adquirido desde el 2017 un cariz cada vez más violento. El objetivo es combatir este fenómeno que conlleva graves perjuicios al servicio de transporte con afectación a trabajadores y usuarios, e importantes pérdidas económicas

A lo largo del 2018, se han hecho 14 detenciones por intrusiones y actos vandálicos en el ámbito ferroviario. Se han identificado y denunciado a 25 personas por causar daños haciendo graffiti en transporte público y por 4 se han emitido órdenes de detención e investigación.

Port de Tarragona